latactica.com.ec

¿Qatar 2022 un inevitable fracaso?

Todavía faltan ocho años para que se juegue la Copa del Mundo en Qatar y la polémica es cada vez más grande. Desde un posible cambio de fecha, hasta una infraestructura que no existe, Pasion Libertadores hace un recorrido por todos los motivos que complican la realización de un Mundial que, a esta altura, parece una utopía.

 1- Esclavizan obreros

 En Qatar los que hacen el trabajo duro no son qataríes, son de Nepal. Les pagan mal, los hacen trabajar en condiciones insalubres, en temperaturas altísimas y sin agua y muchos denunciaron que les incautan los pasaportes para que no puedan salir del país. Según un informe publicado por The Guardian en 2013, las obras dejarán un saldo aterrador de 4000 obreros muertos.

 

 2-  La temperatura

 La Copa del Mundo se juega históricamente entre junio y julio, porque es el momento en el que las temporadas finalizaron y los jugadores tienen descanso. Sin embargo, en Doha, la capital de Qatar, las máximas en esos meses son de 41 grados, por lo que la FIFA evalúa que el Mundial se juegue en enero.

 

 3- Caos en el calendario

 El hecho de que este certamen se dispute en enero provocaría un desastre en las competencias, porque deberían alterarse las fechas de cada liga e incluso quedarían inconclusas las competencias más importantes y deberían acortarse los tiempos en la mayoría de las ligas.

 4- La homosexualidad es ilegal

Es un tema delicado, pero en tiempos en los que cada uno elige cómo ser feliz, es demencial que las personas homosexuales no puedan expresarlo mientras estén dentro de Qatar. Socialmente, esto estaría mal visto por el mundo entero.

 5- Sospechas de soborno

 Tanto en la elección de Rusia 2018 como en la de Qatar 2022, hay muchas denuncias y una auditoría en curso para descubrir si realmente hubo “compra de votos” para que dichas sedes fueran más votadas que Inglaterra o Estados Unidos, respectivamente.

 

 6- No hay estadios

 Qatar es un país pequeño, de 11.586 km2 (entra 734 veces en Brasil) y sus zonas urbanas son escasas. La FIFA exige que haya, como mínimo, ocho sedes para organizar un Mundial. Si bien aún tienen mucho tiempo, todavía no construyeron los estadios.

 7- Hay ciudades que aún no existen

 Que no haya estadios puede ser un impedimento, pero a ocho años del Mundial, se pueden construir tranquilamente. Ahora bien, que las ciudades sedes aún no existan, ya es realmente preocupante. La Copa del Mundo no es solamente un conjunto de estadios, sino ciudades preparadas, con hoteles, infraestructura y transportes. En el caso de Lusail City, la que supuestamente albergará la final, todavía es un montón de arena en medio del desierto qatarí.

 8- Los sistemas de aire acondicionado son imposibles de usar

 Una de las vías de escape que planteó el Comité Organizador de Qatar fue que en los estadios se utilizaría un sistema de refrigeración sin precedentes para que la temperatura ambiente fuera acorde a la ideal para jugar al fútbol. Sin embargo, la firma que construirá los estadios aseguró que ese sistema es demasiado caro y además no sustentable para el medio ambiente cuando se usa a gran escala.

 9- La FIFA tendría que renegociar los contratos

 Según Telegraph, la casa madre del fútbol mundial ya negocia en secreto con las cadenas televisivas por si la Copa del Mundo se juega en enero. El cambio de fecha traería problemas ya que, Fox, por ejemplo, pagó 425 millones de dólares por los derechos de Rusia 2018 y Qatar 2022 asumiendo que este último no sería al mismo tiempo que el Superbowl de la NFL estadounidense.

 10- Se perdería una gran audiencia

 El Mundial de Brasil dejó bien claro que el público de Estados Unidos sigue al fútbol en masa, pero sólo cuando no hay actividad en la NFL (fútbol americano), que es el deporte más popular en ese país. El hecho de que los playoffs de este deporte coincidan en el tiempo con el Mundial provocaría una merma inmensa en los televidentes de Estados Unidos, que fueron los que lideraron las cifras durante la Copa en Brasil.

 11- Difícilmente vendan cerveza en los estadios

 Algo que caracteriza al Mundial sin importar en dónde se juegue es la venta de cerveza en los estadios. En Brasil esto era ilegal pero se llegó a un acuerdo con el gobierno para que se pueda vender sólo durante la Copa del Mundo. El problema es que en Qatar es ilegal la venta de alcohol en cualquier parte y por eso sólo en algunos bares y hoteles selectos se pueden consumir este tipo de bebidas. Debido a esto, la empresa que comercializa la cerveza en los mundiales perdería una fortuna, otro aspecto negativo, de los tantos que tiene Qatar 2022.

 

RLT/PL

Opine y Comparta