latactica.com.ec

Ecuador encara la Copa América en modo “Beta”

contragolpe-Editorial-Opinion

El próximo jueves, la Selección Ecuatoriana de Fútbol dirigida por Gustavo Quinteros,  tendrá su primera prueba a gran escala en  la Copa América Chile 2015. Un  primer examen que se muestra complicado para un combinado que aún no cala bien el nuevo estilo de juego del estratega argentino y llega al certamen continental en modo “beta”, es decir en su versión inestable pero útil para ser probada.

La Copa América en los últimos años ha sido el laboratorio preferido para que los entrenadores tricolores hagan sus experimentos e inicien la formación de la ideología futbolística del equipo; en esta ocasión todo parece será igual.

El empate ante Panamá del pasado miércoles, mostró a una escuadra ecuatoriana que aún no diferencia el pasado del presente y que vive un momento de transición e inseguridad en su identidad de juego. El certamen continental, sin duda, será el gran espacio donde  los  seleccionados podrán convivir con el pensamiento de su nuevo estratega y como toda versión preliminar, irán corrigiendo los errores al andar o definitivamente descartarán el  nuevo patrón de juego.

Ese es el gran reto del entrenador bicampeón del fútbol ecuatoriano: encontrar al paso la mejor metodología para que sus pupilos  empiecen a entenderle y sobre todo comiencen a ganar partidos; una cosa que Ecuador no hace desde hace 14 años en una Copa América.

Más allá de bajas o de polémicas por convocados y no convocados, Quinteros tiene claro que un buen papel en la Copa América dejará tranquilos a aficionados, dirigentes y jugadores; para ello debe resolver algunos dilemas en todas las líneas excepto la portería donde la claridad apunta hacia Alexander Domínguez.

En defensa, aún no se termina de consolidar una llave central que tiene como eje a Frickson Erazo y la única banda que parece ya estar cubierta, es la derecha con Juan Carlos Paredes. El medio campo tiene tantos nombres propios y combinaciones como incertidumbres; la más fuerte  conformar el doble cinco, algo que en el pasado Mundial ya  produjo malos ratos. Finalmente en la delantera, el gran objetivo de Quinteros es encontrar el acompañante ideal de Enner Valencia, alguien capaz de ser un coidiario perfecto pero que no se opaque ante la presencia de “Superman”.

Por todo ello, más las bajas ya conocidas, la selección ecuatoriana arranca el torneo continental como una de las “tapadas”; pero, si Quinteros encuentra la fórmula perfecta puede transformase en una de las sorpresas.

El primer peldaño es el anfitrión, a quien enfrenta en el partido inaugural, aunque todo apunta que Ecuador buscará competirle a México la segunda plaza del grupo A y así iniciar su transformación de modo “beta” a versión final.

Opine y Comparta