latactica.com.ec

Chile campeón, una obra que inició Bielsa

contragolpe-Editorial-Opinion

marcelo_bielsa-chile

Marcelo Bielsa, DT que dirigió a Chile en el Mundial de Sudáfrica 2010

A lo largo de la historia del fútbol han existido técnicos de gran valía, pero pocos capaces de marcar un estilo que se traspasa a una generación y sirve de escuela para muchas otras. Uno de esos estrategas privilegiados es Marcelo Bielsa; sí, el “Loco”, un tipo temperamental y metódico que pase por donde pase deja su huella aunque no gane títulos. Una de sus mayores herencias se aprecia ahora en el Campeón de América, una selección a la que él resucitó y en la que Sampaoli puso en manifiesto las mayores doctrinas “Bielsistas”.

Hoy, Chile está en la cresta del éxito. De la mano de Jorge Sampaoli ha conseguido consolidarse en el tope del fútbol sudamericano y se siente capaz de tutearse con cualquier potencia mundial. Pero, para los que tenemos memoria, sabemos que este proceso no comenzó ayer sino un 5 de agosto de 2007, cuando Harold Mayne-Nicholls presentó a Marcelo Bielsa como técnico de la selección chilena, en reemplazo de Nelson Acosta.

Aquel momento empezó a dibujarse un camino que tiene hasta ahora como punto máximo el título del pasado sábado. Sin duda que la decisión de Mayne-Nicholls fue más que acertada; quizá pocos se acuerdan de lo que era Chile antes de que Bielsa pusiera su mano y la convirtiera en un reloj suizo bien aceitado que dura más de 90 minutos corriendo y mordiendo en todas partes. Ahí se sembró la semilla del Chile Campeón de América.
Bajo el mando del “Loco”, la “Roja” cumplió con la mejor eliminatoria mundialista de su historia; fue segunda con 33 puntos, uno menos que Brasil, y clasificó a su octavo Mundial.

Cuando Bielsa se fue del equipo de la Estrella Solitaria, algunos hinchas colgaron pancartas que decían “Perdónalos porque no saben lo que hacen”. Pero, aunque el “Loco” se fue, su estilo quedó plasmado en una camada de jugadores que empezaron a entender que no era difícil salir y jugar con la frente en alto ante los “monstruos”.

Algunos de los futbolistas que conforman ahora la columna vertebral del plantel araucano y que Bielsa promovió son: el portero Claudio Bravo, los defensas Mauricio Isla, Gary Medel, Gonzalo Jara y Jean Beausejour, los volantes Arturo Vidal, Jorge Valdivia y Matías Fernández y el delantero Alexis Sánchez.

Sin duda, todo eso se vio acentuado con la llegada de Sampaoli, confeso Bielsista. “Soy admirador de Marcelo desde los 90. Me gusta mucho como fundamenta y defiende su idea y como la traspasa a los jugadores”, dijo Sampaoli en una entrevista con la Agencia DPA a finales de 2013.

Bielsa le imprimió el vértigo al juego chileno, exigió a sus jugadores el protagonismo constante y les inculcó el trabajo táctico y disciplinado. Sampaoli perfeccionó el concepto y le imprimió el juego posicional con un ataque más continuo.

Por todo lo apuntado, este título también es del maestro Bielsa; un técnico que siempre deja algo y si no me creen pregúntenle al técnico del subcampeón, Gerardo Martino, otro alumno del Bielsismo.

Opine y Comparta